144.000, ¿sólo carácter?

Los 144.000 serán el pueblo que Dios tendrá sobre la tierra, «que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús» (Apocalipsis 14:12).

Una de las características de este grupo de personas es que tendrá la fe «de» Jesús, la cual confundimos con la fe «en» Jesús.

La fe «en» Jesús es esencial, y significa reconocerse a uno mismo como pecador, teniendo la necesidad de un Salvador que ponga su justicia por encima de la nuestra, confiando en su gracia, la cual cubre nuestras faltas, pero que no ha alcanzado la perfección de carácter en todo sentido.

La fe «de» Jesús implica una vida como la de Cristo, y no solamente implica tener la fe «de» Jesús, sino la fe «en» Jesús, como único garante. A la vez, tener la fe «de» Jesús significa haber alcanzado la victoria sobre todo dominio de Satanás, no por los méritos de uno, sino reconociendo que la victoria es por los méritos de nuestro Dios y Padre y del Cordero, el Hijo unigénito de Dios. Es por ello que se dice de ellos que «son sin mancha delante del trono de Dios» (Apocalipsis 14:5), porque no pecan, aunque no reconocen su perfección de carácter. Lejos de eso se ven pecadores, viles e indignos de estar ante la presencia de Dios y de su Hijo, pero por fe «siguen al Cordero por dondequiera que va« (Apocalipsis 14:4).

Apóyanos para seguir adelante con este ministerio:

La fe «de» Jesús lleva incoporada la fe «en» Jesús, a diferencia que la fe «en» Jesús no siempre implica haber alcanzado la fe «de» Jesús.

«Los 144.000 […] habrán puesto todo prejuicio a un lado, todo dogma, creencia, credo o norma que no tiene fundamento en la Palabra de Dios.»

Ahora bien, los 144.000 no solo serán una manifestación del carácter de Cristo en la tierra, también se dice de ellos que «en sus bocas no fue hallada mentira» (Apocalipsis 14:5).

Los 144.000 compartirán las mismas creencias, no habrá unos creyendo unas cosas y otros otras, sino que serán «uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros» (Juan 17:21). Las creencias de los 144.000 serán bíblicas, creerán todo lo que ella revela y es esencial para su salvación, y «no se han contaminado con mujeres, pues son vírgenes» (Apocalipsis 14:4)

Los 144.000 no tendrán creencias fundamentales erradas; no tendrán creencias de otras iglesias y que no tienen base bíblica, sino que habrán tenido el deseo de conocer la verdad y habrán estado dispuestos a aceptar todo lo que ella revele, sin importar lo que su iglesia dice, predica o enseña.

Los 144.000 serán victoriosos en carácter y vindicarán la justicia de Dios, pero también habrán puesto todo prejuicio a un lado, todo dogma, creencia, credo o norma que no tiene fundamento en la Palabra de Dios, y habrán creído lo que ella dice.

Por esto los 144.000 tendran «el nombre de él [Cristo] y el de su Padre escrito en la frente» (Apocalipsis 14:1) y serán «redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero» (Apocalipsis 14:4).

Suscríbete a nuestro canal de Youtube:

Síguenos en Facebook:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*